Lay’s® es una marca reconocida a nivel global, con una gran conexión con su origen y compartiendo sus raíces con Guatemala a través de las papas orgullosamente cultivadas en tierras guatemaltecas. Detrás de su auténtico sabor están las manos y los corazones de más de 160 pequeños y medianos agricultores de papa en cuatro departamentos del país.

Las papas llegan del campo directamente a la planta de manufactura de PepsiCo Guatemala para Centroamérica, donde son cocidas lentamente, pasando por un corte delgado, doraditas, crujientes, con un toque de sal y otras innovaciones de sabor; lo que da como resultado un producto naturalmente crujiente y divertido para compartir en diferentes ocasiones.

Lay’s® llega a todos los rincones del país desde hace 17 años, creando sonrisas en los guatemaltecos por su auténtico y crujiente sabor. Las papas Lay’s® son cuidadosamente sembradas, cosechadas y seleccionadas por agricultores locales de los departamentos de Quetzaltenango, Huehuetenango, Alta Verapaz y Petén. “Siento una gran satisfacción al saber que dentro de una bolsita de Lay’s®, está mi trabajo de casi un año. Este proyecto llegó a la tierra correcta, donde las familias quieren trabajar y mejorar, y me siento bendecido de lo que logro gracias a mi trabajo en el campo”, compartió Marco Antonio Domínguez, Agricultor de Quetzaltenango.

Para lograr su característico sabor y textura, Lay’s® cosecha una variedad específica de papas blancas y redondas que crean la papa frita perfecta. Las semillas se almacenan durante 4 meses para que salgan los brotes que serán utilizados para la siembra. Luego, estas requieren un trato cuidadoso durante 110 a 120 días a partir de la siembra en un ambiente ideal entre 10 y 25 grados.

Diana de León, Gerente de Mercadeo de Frito Lay en Centroamérica y Caribe, comenta: “trabajamos a partir de papa fresca, de origen natural y de gran sabor que se adapta a los gustos locales, y qué mejor manera de demostrarlo que con las papas Lay’s® que son hechas en Guatemala. Nos llena de orgullo que, con una marca global, podamos compartir las mismas raíces a un nivel local, produciendo con altos estándares de calidad e influyendo de manera positiva en la calidad de vida y empoderamiento de las familias agrícolas. Junto a ellas, cuidamos y acompañamos el proceso de cultivo con las mejores prácticas agrícolas y medioambientales en el uso y conservación de agua y suelo en campos guatemaltecos”.

Además de contar con un cultivo cosechado a través de buenas prácticas agrícolas, los productores cuentan con pagos oportunos que aseguran su estabilidad y rentabilidad sobre los costos de su cultivo. Este competitivo modelo de producción pone a los agricultores en relación comercial directa con Lay’s®, lo cual garantiza la compra de las papas, incluso antes de su producción, con precios justos que tienen impacto en la vida de las familias. Anualmente, Lay’s® compra 7,000 mil toneladas de papa en Guatemala a 160 agricultores que cultivan en 300 hectáreas. El trabajo conjunto entre Lay’s® y los agricultores provee oportunidades de empleo y desarrollo que se reflejan en el impacto positivo en la tierra, economía y su gente.