Lobby es un término cada vez más aceptado e incorporado al lenguaje cotidiano de la función pública, política y empresarial. La palabra lobby proviene del inglés “pasillo o vestíbulo”.

El lobby o cabildeo es un medio que también utilizan las empresas para aportar a las autoridades información que sustente sus decisiones.

Las tres etapas del lobby

  • Recopilación y sistematización de la información, que inicia con la definición del problema, establecimiento de objetivos.
  • Establecimiento de alianzas, es todo esfuerzo a favor de una causa que se defiende, con el apoyo de personas o instituciones que por diversas circunstancias concuerdan con el punto de vista o resultan afectados en el mismo sentido.
  • Diseño e implantación de campañas de comunicación que permitan la difusión de la causa que se defiende a la opinión pública. Se prepara para esto material informativo, iniciando con un ejercicio de sensibilización en torno al problema.

Táctica y estrategia

El cabildeo eficaz es un asunto táctico y está relacionado con la capacidad de respuesta. Los gobiernos elaboran muchas propuestas que afectan el entorno y las organizaciones como las empresas hacen lo posible por abordar cada una de ellas en el momento que surgen.

Toda acción organizacional o empresarial favorece la libertad de mercado, el trabajo, la inversión, la gestión financiera, el avance de la tecnología y las comunicaciones, entre otras.