La reputación corporativa se construye a través de las percepciones que tienen los diversos grupos de interés con los que se relaciona la empresa o marca. Los medios son parte esencial, pues se convierten en transmisores de nuestros mensajes.
La imagen que tendrán los stakeholder (audiencias) en su mayoría será transmitida a través de los medios de comunicación. Para una empresa o marca, es fundamental construir esa imagen y no correr el riesgo de que se la construyan. Además, un manejo efectivo y estratégico de las relaciones con los medios te traerá muchos beneficios, conócelos aquí.

Los medios, grandes aliados

Cada día la prensa necesita nuevos datos e información que generen una noticia, es ahí donde está la perfecta oportunidad para dar a conocer un tema relevante, oportuno y de interés para la opinión pública.
Por lo que la empresa, marca o producto tiene la imperdible posibilidad de iniciar la construcción de la relación gana, gana tanto para el medio de comunicación como para la fuente.
Lograr una buena relación con los medios de comunicación permite a través de ellos, compartir los mensajes clave de la organización. Pero sobre todo, en un momento de crisis, saber a quién acudir para mitigar o contener el riesgo que una empresa o marca dañe su reputación, credibilidad o incluso su continuidad operativa.

Consejos prácticos para construir una buena relación

  • Proporciona información oportuna y confiable
  • Presenta datos estadísticos y económicos
  • Facilita fotografías de los directivos y de la organización
  • Coordina eventos informativos de temas que la organización maneje
  • Cumple con la información y tiempos de entrega
  • Utiliza lenguaje sencillo y citable
  • Explica mediante ejemplos
  • Se amable y accesible
  • Respeta el trabajo de los periodistas

El objetivo de toda organización debería ser establecer una sólida relación con los medios de comunicación, al punto que se conviertan en aliados estratégicos para lograr los objetivos del negocio.