Los seres humanos nos comunicamos por naturaleza, en cada actividad que hacemos, en nuestro día a día, toda nuestra vida está llena de múltiples interacciones con otras personas. Sin darnos cuenta ponemos en práctica este mágico proceso; ¡la comunicación!

Comunicación y desempeño

En una empresa o compañía, por supuesto, también nos comunicamos, pero dada la cantidad de personas y las múltiples tareas que cada quien realiza es posible que la comunicación comience a complicarse. Manejar una línea de comunicación limpia y funcional es sumamente importante para mantener un ambiente laboral sano, donde los colaboradores se sientan tranquilos y cómodos para que puedan tener un gran desempeño.

Algunos de los factores que más pueden afectar que las personas se desarrollen al 100% son la incertidumbre y los rumores, situaciones que hacen a las personas especular entorno al ambiente laboral. De pronto, todos están más pendientes de estos temas y sin darse cuenta su rendimiento baja considerablemente.

Medios internos de información

Por ello es muy importante utilizar las herramientas adecuadas en la comunicación interna y organizacional de las empresas para fomentar los lazos positivos entre los colaboradores, dar a conocer las buenas noticias y que se reconozcan públicamente los logros y méritos de todas las personas en la empresa. También son de gran relevancia para dar a conocer aquellas noticias sensibles de la mejor manera.

Documentos como los boletines internos y las revistas para empleados son muy útiles y propician que todos en la empresa conozcan las metas que han alcanzado como equipo, también celebrar sus logros personas y la importancia que cada uno tiene para la organización. Otras herramientas, como los memorándums o correos sirven también para dar a conocer información relevante aunque más utilitaria para las labores.

Por último, es importante integrar estas iniciativas dentro de una estrategia de comunicación y no solamente delegada en el departamento de Recursos Humanos.