Te despiertas temprano para empezar a trabajar, abres tu computadora y te das cuenta que tienes 50 e-mails, 150 tweets nuevos, 15 notificaciones de Facebook y otras 10 de LinkedIn. 

3 videoconferencias, 2 webinar, 5 llamadas, 2 podcasts, 18 mensajes en WhatsApp, 5 mensajes de texto y 4 notificaciones en Instagram y…contando. 

Además, tienes encendida en la TV las noticias para poder estar al día de lo que ocurre y, tu pareja tiene algunas cosas pendientes que no pueden esperar, así que tienen que hablar. 

En tu mesa de noche, tienes un libro que has querido leer desde hace un tiempo pero, cuando lo alcanzas ya no puedes más, y sin embargo, prendes la televisión para ver Pandemia en Netflix.

Estamos de acuerdo al decir que la tecnología de la información y la comunicación durante el aislamiento está siendo indispensable para darle continuidad a actividades laborales, educativas, recreativas, de bienestar y salud. Y claro, también para mantenernos en contacto con amigos y familiares.

En este momento, estamos expuestos a una cantidad enorme de información y los medios digitales están totalmente integrados en nuestra vida.

Por otro lado, la emergencia nos ha impulsado inevitablemente a ser creativos provocando una disrupción en todo tipo de instituciones y negocios, que han empezado a generar una gran cantidad de contenido para poder permanecer en la mente del consumidor.

Así que, el poder, en este momento no reside en tener una gran cantidad de información, sino en saber elegir y manejar la información adecuada y el tiempo.

La gestión de la información y la comunicación es una habilidad indispensable en este momento. 

¿Qué es la infoxicación?

Conocida también como infobesidad, o sobrecarga de información, es cuando la cantidad de información ofrecida, excede la capacidad cognitiva del receptor para prestarle atención, procesarla y tomar decisiones.

Alvin Toffler en 1970 en su Libro “Future Shock”, fue el primero en utilizar el término infoxicación para referirse al problema de recibir una cantidad de información superior a la que puedes procesar y, como consecuencia, retrasar decisiones o tomar decisiones equivocadas.

Ya que la mayoría de la población está actualmente trabajando de forma remota, hemos visto un aumento sustancial del contenido en línea.

Cada día tenemos acceso a webinars, clases en línea, blogs, reuniones remotas, podcasts y noticias, por mencionar sólo algunos. Y aunque pareciera que tenemos más tiempo, nuestro trabajo puede ser bastante menos productivo por la sobrecarga de información.

Cada mensaje o correo electrónico que te desvía de la pantalla principal de tu trabajo te hace perder algunas veces hasta 20 minutos, y mucha de esa información es completamente irrelevante para tu trabajo o tu vida personal.

A esto debemos agregar que la incapacidad de procesar toda la información que recibimos reduce la productividad y aumenta el estrés, provocando también un problema de salud debido a la fatiga por información.

Una persona fatigada y con estrés debido a la sobrecarga de información, difícilmente podrá tomar buenas decisiones.

¿Por qué la adicción a la información?

¿Qué causa que vayamos de click en click casi adictos a la información?

Curiosamente la explicación es la misma de por qué las personas fueron a comprar papel de baño de forma excesiva al inicio del aislamiento.

Queremos sentirnos en control, sentirnos seguros y disminuir nuestro sentimiento de vulnerabilidad. Ante la amenaza, me “armo y protejo” con información.

También podemos encontrar la explicación en las mismas hormonas que se activan con relaciones sociales y la comida por lo que, seguimos buscando aquello que nos produce placer o nos hace sentir más seguros.

El problema es que, al igual que el exceso de comida, puedes terminar con un problema de “infobesidad”, y debes ponerte a dieta para evitar consecuencias negativas para tu salud mental y emocional.

¿Cómo hacer una Infodieta?

Este es un excelente momento para consumir información a la que normalmente no tendrías acceso o tendrías que pagar para tener acceso como, webinars o cursos en línea que están a bajo costo o gratuitos, también tienes más tiempo, si logras organizarte bien y priorizar.

Pero, así como debes cuidar tu alimentación y no comer todo lo que se te antoja y limitar tu consumo de comida chatarra, lo mismo pasa con la información.

El internet es una excelente herramienta, gracias a él tu negocio puede estar sobreviviendo en este momento, o has tenido acceso a productos de primera necesidad. Así que, el internet y su contenido, no son el problema.

Son tus elecciones y tu responsabilidad en el manejo de la información las que como en cualquier otro aspecto de tu vida, determinan si serán algo dañino o beneficioso para ti.

Algunos consejos y herramientas que van a servirte.

  • Organiza tu agenda y establece metas de trabajo con tiempo. Esto te obligará a no perder el tiempo navegando hacia otras pestañas innecesarias.
  • Define tus prioridades para el día y elige las actividades y aplicaciones que utilizarás para cumplir con ellas.
  • Divide tu día de forma balanceada. Establece un tiempo para revisar correos, otro para contestar mensajes, para ver algo educativo, para ver noticias, o algo recreativo
  • Respeta los horarios de comida y descanso.
  • A menos que sea absolutamente necesario para tu trabajo. Si estás trabajando en tu computadora desactiva las notificaciones de todas las redes sociales. Establece un horario para revisar mensajes y redes, pero respétalo.
  • Si recibes muchos correos, organízalos de la siguiente forma: Importante y urgente, importante, no importante. 
  • Utiliza extensiones de Chrome que te permiten mantener la atención en lo que necesitas. Aquí te recomiendo dos:

Stayfocusd 

Te tomará menos de un minuto instalar esta extensión de Chrome. Con ella puedes restringir tu tiempo o acceso a diferentes sitios o contenido.

Una vez lo has programado el ícono de stayfocusd tiene 3 colores. Verde para sitios o contenido permitido, rojo para sitios prohibidos o azul para sitios que no están en el sistema.

Los íconos son muy útiles porque si estás en una página que solo te hace perder el tiempo y olvidaste bloquearla te aparecerá en color rojo.

Si no estás seguro que sitios que potencialmente te quitan el tiempo debes bloquear, puedes acceder a un listado de sugerencias en ajustes, y sitios bloqueados para revisar la lista.

También puedes programar el tiempo que quieres permanecer en determinados sitios y puedes ver un reloj de cuenta atrás.

Forest: stay focused, be present

Forest te ayuda a mantenerte ocupado en las tareas correctas y evita que desvíes tu atención hacia aplicaciones que te hacen perder el tiempo. Tu eliges las aplicaciones que van en tu lista negra.

Puedes instalar Forest gratis, como extensión de Chrome en tu computadora o, comprar la aplicación para el teléfono.

En Forest cuando quieras concentrarte en tu trabajo, plantas un árbol. Crecerá mientras estés trabajando y morirá si abres alguna aplicación de la lista negra.

En 30 minutos tu semilla crecerá convirtiéndose en un árbol. Puedes tener un descanso y volver a empezar. Podrás compartir tus árboles con tus amigos y tener un bosque.

Lo más importante es que con tu apoyo, Forest planta árboles en realidad.

Me despido diciéndote que no dejes que la sobrecarga de información afecte tu salud mental y tu productividad. En tu colegio, universidad o trabajo, te necesitan bien enfocado y con una buena actitud.

La situación por la que atravesamos actualmente no la elegimos, y tampoco podemos hacer que se vaya. Debemos aprender a convivir con esta nueva realidad, y tratar de ser la mejor versión de nosotros mismos.