En la actualidad, toda empresa está expuesta a diferentes escenarios que pueden provocarle una crisis temporal y crear inestabilidad en el mercado, pues es una combinación de diversos factores los que actúan.

Ante una situación como esta, entonces, ¿qué hacemos para enfrentarla? Aquí te damos el ABC con algunos consejos que puedes seguir cuando se te presente un panorama difícil.

  1. Asume la situación: muchas personas evaden el momento que está atravesando la empresa, por lo que les es más fácil formular pretextos o justificar las acciones para no hacerse responsables. Lo mejor es asumir la responsabilidad, ya sea positiva o negativa, pues en cuanto más rápido se haga, más pronto se tomarán las decisiones y se saldrá de esta.
  2. Comunica: es importante comunicar la situación, de forma honesta y directa, a todos los involucrados y a la empresa y, lo principal, cómo se procederá. De esta manera evitas especulaciones y pánico entre los colaboradores.
  3. Mantén la calma: en esos momentos difíciles es cuando mejor se demuestra el liderazgo, pues cualquiera puede ejercerlo cuando todo marcha favorablemente. Sin embargo, en estas situaciones, aquella persona que mantiene la calma y la sabe transmitir hacia sus colaboradores, es la que mejor manejará el problema.
  4. Transfórmalo en oportunidad: a pesar de que puede ser un momento difícil, la manera de tomarlo puede hacer la diferencia. La mayoría de las personas toman una crisis de una forma negativa. Sin embargo, hay que buscarle el lado positivo para no victimizarte y poder lidiar con la situación de una mejor forma.
  5. Busca soluciones efectivas: para lograrlo debes mapear las variables en función de los escenarios y las repercusiones que generarían para que no afecte a la empresa.

Recuerda, no hay ningún secreto o manera de saber en qué momento se te presentará una crisis, pero es posible neutralizar el suceso y salir favorable de ello.