Esta profesión es una de las más confundidas e incomprendidas. Incluso dentro del propio gremio, los límites no están definidos, más bien se encuentran en constante expansión.

Mucha gente piensa que las relaciones públicas son lo mismo que publicidad y marketing. “Comprar publicidad en medios”, “escribir artículos en los periódicos”, “hacer copys para anuncios”, son algunas de las tareas que erróneamente se asocian a las relaciones públicas… Vamos definiendo.

PR no es publicidad

Esta es quizá la asociación más común y la más alejada de la realidad. Contrario a las agencias de publicidad, que promocionan los productos o servicios, las PR promueven las marcas para lograr cobertura editorial en los medios conocidos como medios “ganados”, que no son pagados, pueden ser medios impresos, digitales, televisión y radio.

La publicidad y las relaciones públicas pueden tener los mismos objetivos, promover a los clientes y mostrar los valores positivos de sus marcas. Sin embargo, su método para crear “awareness” es muy distinto. La gente entiende que la publicidad es pagada por el cliente, y esto hace que sea vista con cierto escepticismo. Por otro lado, otro tipo de apariciones en medios son generalmente mejor percibidas, no lo está diciendo una marca, lo hace un redactor de un medio reconocido, y eso tiene más credibilidad.

Tácticas del PR

Para comprender bien qué son las relaciones públicas, lo mejor es describir cuáles son las funciones que ejecuta una agencia de RP. Estas son algunas de ellas:

  • Desarrollar Comunicación Estratégica
  • Medir y velar por la reputación de las empresas
  • Prevenir y manejar situaciones de crisis
  • Dirigir las relaciones entre las organizaciones y sus públicos
  • Crear y ejecutar eventos especiales diseñados para los públicos de mayor influencia y medios
  • Ampliación del networking
  • Redactar discursos
  • Conducir auditorías de imagen sobre la empresa y sus marcas
  • Redactar y distribuir comunicados de prensa
  • Dirigir la comunicación en compras y adquisiciones
  • Desarrollar procesos de rebranding (cambios de marca)

Puntos clave del PR

  • El cliente. La base para trabajar las relaciones públicas es comprender la organización y sus objetivos. El relacionista público debe analizar la organización y valorar qué necesita desde el punto de vista de la comunicación. Luego determinará los mensajes positivos, que serán convertidos en historias para los medios.
  • La estrategia. Se diseñan estrategias a medida que son puestas en práctica implementando planes de acción. Se utilizan diferentes canales en función de los objetivos y los públicos.
  • La medición. El monitoreo y la medición son fundamentales para asegurar el buen desarrollo de las estrategias. Los resultados se presentan a través de un informe que debe ser evaluado para definir el seguimiento.

 

“La publicidad es decir que eres bueno, las relaciones públicas es lograr que alguien más diga que eres bueno.” Jean-Louis Gassé.

#DoblevíaPR #AgenciaDeLasGrandesMarcas