Antes que suceda una crisis, es importante y necesario prepararse, comenzando por la conformación del Comité de Crisis (CMC), pues son los que deciden la política informativa y la estrategia de comunicación.

El Comité de Crisis es el encargado de decidir qué se hace y cómo se procede para la resolución del problema y qué se dice y cómo se dice en todo lo concerniente a su gestión comunicativa.

Quiénes lo integran:

El CMC es integrado por el Presidente o Gerente General, que en este caso será también el presidente del comité, así como cada uno de los gerentes de las divisiones de la empresa, como Financiero, Operaciones, Jurídico, Comercial y Comunicación.

Obligaciones generales de sus integrantes:

 Disponibilidad 24/7/365

 Atender inmediatamente a convocatoria

 Aclarar y transmitir la postura de la empresa

 Comunicar postura a su área en forma oportuna clara, veraz y objetiva

 Derivar solicitudes de información de grupos de interés

 Cada miembro del equipo debe de operar únicamente en su propio campo.

Cabe resaltar que todos los colaboradores de la empresa estén enterados que al momento de una situación de emergencia, se le comunique de inmediato a algún miembro del comité, para que ellos puedan proceder, de esta manera se opera de forma ordenada y bajo una misma línea.

Es necesario que el CMC esté debidamente preparado para cuando surja una crisis, pues la coordinación, rapidez y capacidad de reacción y gestión, dependerá la respuesta eficaz ante la situación.

A manera de conclusión, es importante que al finalizar la situación de crisis el comité se reúna para evaluar por qué ocurrió la crisis, y qué medidas se pueden tomar para evitar que se repita. Así como un análisis del funcionamiento del comité y sus acciones.